+
Siendo las 3 de la tarde llegamos a la Coordenada 11, que es el vortice de una de las Diagonales de la Ciudad de La Plata, que marca el punto estratégico, donde la misma se reúne con el Río.

Comandante


  • Mensaje Klala 10-10-2008

Ciudad: La Plata, Provincia de Buenos Aires.

Lugar: Río de La Plata zona de Punta Lara

Siendo las 3 de la tarde llegamos a la COORDENADA 11, QUE ES EL VORTICE de una de las DIAGONALES DE LA CIUDAD DE LA PLATA, que  marca el punto estratégico, donde LA MISMA SE REUNE con el RÍO:

Aquí, Susana, Gricel, Silvia, Ramón y yo Martika, primeramente destacando que ninguno de nosotros asistimos con ninguna expectativa especial, nos preparamos como si fuéramos a un pic-nic, y que  no vaya a faltar la yerba, el termo etc. Viajamos por la diagonal ONCE (11) RIÉNDONOS A CARCAJADAS de las ocurrencias de Ramón, que mas adelante contaremos.

Para abrir el encuentro Silvia leyó el mensaje del Comandante. Ella generalmente tiene vos suave y cuando ha leído en otras oportunidades, hubo que pedirle que lo hiciera en voz mas alta, pero en esta ocasión el mensaje se leyó de manera tal, que parecía otro, sus palabras eran con un acentuación bien armónica, poniendo énfasis en las frases, su vos era diferente, y tanto así, que me sacudió, igual que a mis otros compañeros que sintieron como que era un mensaje nuevo, o que era mas largo que el original. En el centro del círculo que formamos, puse un mandala bellísimo que había recibido en mi computadora unos minutos antes de salir, y lo imprimí para llevarlo (no sé porqué ya que no suelo llevar ese tipo de cosas), inmediatamente surgió que teníamos que mantralizar el AHM 10 veces, y luego permanecer con los ojos fijos y abiertos mirando al río. Antes de hacerlo se leyó un pasaje del Libro “Que hacer con los talentos en los tiempos ardientes”, de Maria Shaw que resonó de acuerdo a lo que se estaba viviendo.

Silvia: Con el ejercicio de integrar la trama del ser con el río, en primer lugar el entramado era conformando con hexágonos diminutos, como celdillas de energías que al expandirse conformaban medias esferas y con un movimiento inexplicable se formaban olas.

Desde la altura veo un cigarro u ovillo de plasma o energía, donde uno de sus vértices se extendía un arco en abanico que se unía a la trama del río y de nosotros. Los colores eran blancos, celeste azulado y toques dorados. Vi un ser que no encajaba en el lugar porque tenía características egipcias.

Susana:  Apenas fijé los ojos, el río comenzó como a elevarse en una niebla gris, a medida que esta niebla ascendía, vi que emergía de las aguas una ciudad; al contemplar todo el recorrido del río en dirección al Este, se veía un Arco Iris abarcando el mismo. En algún momento, se descargaba sobre nosotros en movimiento, algo similar a los  rayos láser. Me dictan que el Universo se estaba integrando con nosotros. Sentí un fuerte dolor de cabeza, y en un momento desconcertada totalmente, se me vienen los hechos relacionados con la Invasiones Inglesas, así que me dije: “tengo la mente en cualquier lado”. Pues no fue así lo verán después.

Ramón:   Yo tuve en mi visión 4 hechos puntuales, el primero la niebla en el río, que llegaba hasta nosotros, luego le siguió una gran ola como de garúa o llovizna, colmada de puntos brillantes multicolores, que nos bañó a todos; entonces pensé que era el entramado mencionado en el mensaje del Comandante. Luego el río y la playa quedaron como si hubiera caído nieve, se me congestionaban los ojos cuando miraba esa blancura y en un momento los sentí irritados,  así que, desvié la mirada hacia un círculo que formaban unos juncos, y vi que dentro del mismo había mucha gente mirando hacia el río, de espaldas a nosotros. En un momento cambió el paisaje y me encontré solo, con un escenario diferente, muchos árboles y césped, mejor dicho como en un bosque, estando el río siempre presente.-

Gricel:   Miré el río que se veía con bruma, en un momento emergió una ciudad o un templo en color Plata brillante. Sobre nosotros veo nuestros entramados como expandiéndose en distintas formas, hasta componer como una cúpula, con sus bordes integrados de símbolos. El centro de está cúpula, color Plata brillante, comenzó a girar independientemente al borde de los símbolos que se veían tanto geométricos, y parecidos a los símbolos egipcios.

Comencé a escuchar el canto de los pájaros presentes en el lugar, pero llegó a ser ensordecedor, y por un momento sentí que se estaban comunicando. Sentí también que sus cantos eran susurros para mi interior, como el lenguaje vivo del Universo. Para finalizar, orientados al Este, surgió que los errores del pasado fueron perdonados, y al mismo tiempo me susurraron que este es un encuentro de la Tierra en el Cielo. Tengo la sensación muy fuerte de ser monitoreada, con un sistema muy sofisticado, que no encuentro palabras para describir. Lo he visto ya en otras oportunidades, y en ese momento escucho claramente "Códigos Genéticos Alineados” y sentí como un acople perfecto de dos piezas rectangulares se unen, no sabiendo discernir de que material eran, escuche el ruido como de escáner cuando la pasaban por mi tórax.

En medio de este momento ante mi visión se presenta claramente un ser extraterrestre, idéntico al de la película ET, brazos y manos muy largas, ojos saltones y cuerpo finito de color marrón. Este ser me hace entrega de un enorme cristal diamantino todo facetado de color azul, lo agarré con mi mano derecha, y era tan grande que creí que no lo podía sostener. Abro los ojos y veo a Marta con los brazos hacia arriba como recibiendo algo y se quedó bastante rato así. Luego caminando por la playa y compartiendo las aguas del río fue perfecto. Me falto decir que vi nieve en el río y en la playa. 

Marta:  Ya en situación me puse a mirar fijamente el río, se fue desdibujando por una bruma intensa, en un momento dado, dos chorros de agua tipo geiser emergieron del río hasta gran altura, luego como formando un medio círculo y viniendo hacia nosotros con la descripción que manifestó Silvia. Una blanca nieve intensa y brillante cubrió el río y la playa, fusionándose. ¿Y los pájaros?, me preguntaba como podían cantar con semejante bullicio y tan fuerte, que me llegaron a distraer muchísimo, había uno en especial que parecía tenía un micrófono, así que me dispuse a oírlos y comparto lo que dijo Gricel, parecían como  letras el canto de estas aves. Demás está decirles que cuando terminamos todo, los pájaros o partieron o se callaron. Siguiendo con la vista en el río, viniendo hacia nosotros se aparece ante mí una pared más o menos de 4 x 4 metros, se veía pesada, era de bronce u oro y estaba completamente escrita con símbolos en relieve. Venía derechito hacia mi y se le adosó una segunda, igual de grande y se unieron por uno de sus lados, quedando como una L, entonces me tiré para atrás porque parecía que me chocaba, pero  pasó entre nosotros como si fuera invisible.

En mi cuaderno de campo anoté que vi un disco en el cielo, no podría decirles si es cierto, porque ahora no lo registro ni me acuerdo para nada. Igual que lo que vio Gricel: yo con las manos extendidas, no me acuerdo haberlo hecho.

Cuando terminamos con el río nos orientamos hacia el Este, para agradecer y vivir la experiencia cada uno en total silencio. Ahí si, con los ojos cerrados, percibo a un hombre a mi lado, mirando hacia el río, con una amorosa expresión, con ojos celestes, canoso y muy bien vestido de la época del 1.800, y me dije: “esto que es, y que tiene que ver con el entramado” y “si estoy alucinando parece que este Señor  tiene pinta de prócer”. En ese instante me  vino a la mente el Almirante Guillermo Brown, pero luego me contradije, no podía ser el si no estaba vistiendo el traje de almirante. Estos pensamientos me perturbaron entonces me di vuelta del punto cardinal Este y me quede mirando el centro del círculo, fue increíble!!!: sobre el centro del mandala comenzaba a girar en espiral una energía, dorada y brillante, pero muy espesa, a medida que se iba elevando quedaba como la figura de un tornado que se expandía y se expandía por encima nuestro y más allá también, y al instante cambió el paisaje y me encontré en un bosque con muchísimos árboles, donde el rió se veía. Como Ramón, me vi sola.

Luego cada uno camino solitario por la playa, a unir sus aguas con las del río. Una ola me mojó la zapatilla como diciendo, todo fue maravilloso.

Todo lo anteriormente dicho se compartió entre mate y budines (sin pájaros) sintiéndonos muy honrados de haber vivido tremenda experiencia, que transcribimos con mucho amor.

La gran sorpresa: A 10 minutos de  auto  de donde estábamos se encuentra el Fuerte de Barragán, hoy es Museo, y justamente este día se conmemoraba el aniversario del combate de las Invasiones Inglesas. La historia dice que como los combatientes ingleses no pudieron entrar ni por Buenos Aires ni por Quilmes, entonces llegaron hasta aquí y fue donde los patriotas los vencieron. Cuando retorno a casa, es que me entero de este acontecimiento, entonces busque por Internet más información y consta que en el evento participaron las 3 fuerzas armadas haciendo homenajes. Y resulta que ¿Quién estuvo en ese momento histórico?, el Almirante Brown (pueden verlo en la foto) ya mayor, con sus cabellos blancos su traje típico, me emociona escribirlo, porque me recuerda la visión que tuve de su imagen, sus ojos tan azules mirando en adoración al rió. Susana y yo nos quedamos perplejas al conocer los hechos que confirmaron nuestra visión.

Agradezco Infinitamente al Comandante Klala, a mi maestra María, porque desde su silencio defendió la libertad de hacerme cargo, a mi hermana Silvia, a mis amigos, por estar ahí en mucho amor, compartiendo nuestra búsqueda y a mi hija Marisa que se prestó gustosa a poner las fotos y pasar en limpio nuestros borradores.                     

Martika 14 de Octubre de  2008.-

[

Juan 18-10-2008 17:39:

Muy buena experiencia

Felicitaciones a todos, me interesan sus comentarios sobre el tema.

[

Roberto 18-10-2008 18:28:

Comentario brevisimo al informe

Hola martika y hola grupo! Como ya le comente a Marta, me parece una experiencia buenisima. Evidentemente se formo ante ustedes un enorme xendra o portal de energia, ya que todos percibieron la bruma y cosas como nieve, puntos de luz o rayos iridiscentes. Por lo que dicen, seguramente conectaron con una epoca o momento cercano al de las invasiones inglesas, ya que ademas de Susana que lo recibe claro (aunque le parece un divague) luego Marta visualiza al Almte. Brown. Tal vez haya que trabajar en sucesos del pasado, en energias u hologramas de sufrimiento enquistados en esa zona que habria que liberar. Seguro se conectaron con la ciudad intraterrena y sumbarina que esta debajo del Rio de la Plata. Bueno, estando el Cdte. Klala queda claro. Buenisimo, saludos!

[

martika 18-10-2008 19:15:

Hola Juan

Hola Juan, Gracias por tu felicitación, no es sencillo hacerse cargo de tales eventos,tanto del mensaje como de la acción, no somos un grupo, solamente amigos, y esta es la segunda experiencia que tuvimos, la anterior fué maravillosa también, Con respecto al Ate. Brown y al Egipcio que vió Silvia, que yo no entendía porque estaban, ahí tiene una explicación: Es un plus que recibimos de estas jerarquias ascendidas, apoyando la batalla de nuestros cuerpos densos, con la brillante y Multicolor energía del entramado cósmico, que está llegando al planeta, retirandose lentamente el entramado magnético en la que estuvo hasta este ahora, la cosa ya comenzó y se caen las estrucutras de la vieja energía como las caidas de las bolsas en todo el mundo , Con afecto Martika

martika 18-10-2008 20:26:

Robert y Juan

Robert y Juan, por supuesto ya no creo mas en "las casualidades", hay una que es curiosa; Leyendo la vida del Almirante dice que apoyó con sus naves a Artigas por tierra, no se si en el sitio de Montevideo o algo así, la -- cuestión que el buque del Almirante se llamaba "Nuestra Señora Del Carmen", hete aquí ,que tanto Gricel como yó teniamos colgados, en el cuello relicarios con la imagen de esta Señora.- como diría Pancho Ibañez, todo tiene que ver con todo.-

PARTICIPE

comparte esta página en: